¿Es realmente perjudicial para los dientes llevar chupete?

 

El chupete es el gran aliado de los padres y madres para calmar a los bebés, un elemento que si se utiliza con moderación no tiene por qué tener efectos negativos en la salud buco-dental del pequeño. Así lo reconoce el presidente de la Asociación Española de Especialistas en Ortodoncia, Juan Carlos Pérez Varela, quien afirma en un trabajo publicado en la revista ‘General Dentistry’ que si el chupete se deja de utilizar antes de los dos o tres años, los perjuicios sobre la dentición de los pequeños son reversibles.

Además, muchos pediatras afirman que el uso moderado del chupete puede ser incluso beneficioso para el bebé, ya que calma su estrés y ansiedad, ayuda a conciliar el sueño, es menos peligroso que chuparse el dedo y reduce la incidencia de muerte súbita.

¿Qué ocurre tras un uso prolongado del chupete?

 

Como hemos explicado, no es peligroso que el bebé utilice chupete, siempre y cuando no se alargue más allá de los dos años. Entre los problemas dentales que trae el chupete tras un uso prolongado son:

c

Los dientes centrales inferiores se van desviando hacia dentro y los que se encuentran en el maxilar superior se separan y sobresalen hacia fuera

c

También puede acarrear problemas de mordida abierta. Es decir, los dientes superiores se mueven hacia adelante y los inferiores hacia atrás

c

Además, pueden existir problemas de mordida cruzada. O sea, esto ocurre cuando uno o varios dientes de la arcada superior quedan por detrás de los dientes de la arcada inferior

c

Por último, el chupete puede acarrear malformaciones de la articulación temporomandibular y deformaciones óseas

¿Cuál es la solución ante las malformaciones dentarias por el chupete

 

Como hemos explicado, se debería abandonar el hábito del chupete antes de los dos años de vida, pero si no ha sido así y con el paso de los años el pequeño presenta malformaciones en los dientes, la mejor solución es el uso de ortodoncia.

En Clínica Dental l’Arboç trabajamos con diferentes tipos de ortodoncia: lingual, metálica e invisible. Esta es la mejor solución a dientes deformados, mordida cruzada o abierta y malformaciones óseas. Conseguirás unos dientes alineados, una buena distribución de las fuerzas masticadoras y una estética perfecta. ¡Podrás volver a sonreír sin miedo!

Si tus hijos padecen algún tipo de problema con la alineación de sus dientes, no dudes en contactar con nosotros. ¡Somos expertos en odontopediatría!


Niña con ortodoncia

¿Tienes alguna duda?

Contactar

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies